Creando un Lovely Hell

En países como Nicaragua las carrera creativas tienen un enfoque publicitario por ser la fuente de ingresos más obvia y rápida, no obstante con el pasar de los años más profesionales han decidido aventarse a perseguir sueños de joven y trabajar en medios alternativos para seguir desarrollando su creatividad.

Hace unos meses entrevistamos a Tita, ilustradora y diseñadora, ella decidió crear un infierno encantador que le permitiría contar las historias de su preferencia. A continuación la entrevista.

¿Qué te llevó a tomar esta carrera? ¿Cómo se anunció el ángel de la creatividad en tu cuarto?

Desde la infancia me gustaron dos cosas, dibujar y ver caricaturas (o muñequitos, como les decimos acá). Amaba tratar de dibujar a pikachú y también mis propios pokemones, cuando crecí me siguieron gustando las caricaturas y el dibujo, y siempre quise dedicarme a hacer algo que tuviera que ver, no habiendo muchas opciones en el paisito, Diseño Gráfico fue lo que encontré más parecido.

¿Cuál fue la reacción de tu familia? ¿Hubo apoyo económico o moral?

Cuando era pequeña, mi madre siempre me animó a seguir dibujando con sus comentarios, de ahí que al crecer nunca lo dejara, sin embargo cuando le decía que quería ser caricaturista (en ese entonces no sabía el significado de la palabra, siquiera) ella me decía que de eso no se ganaba bien. Con el tiempo decidí tomar el camino del diseño gráfico y nadie se opuso.

¿Qué barreras encontraste para tomar arranque, (inseguridades, dinero, no habían escuelas, la familia…)?

Mi familia no tenía dinero para pagar la carrera, así que tuve que ponerme las pilas para conseguir una beca completa si o si. De lo contrario, no habrían estudios universitarios para mí.

¿Cómo y dónde fue tu primer trabajar? ¿cuál fue la trayectoria para conseguirlo?

Comencé a trabajar cuando aún estudiaba, en un estudio de diseño pequeño. Mis jefes me encontraron el día que presentamos el proyecto de final de semestre de la universidad, dicho proyecto era un comic impreso de un solo capítulo. Mi compañero hizo un guión técnico bastante detallado y yo hice el diseño de personajes y dibujos.

¿Cómo fue el momento de turno? ¿cómo pasaste de ser diseñadora a crear comics?

Siempre me gustó crear comics, de pequeña inventaba mis propios personajes(yo los llamo pokemones) y los dibujaba paseando o jugando, cuando llegué a secundaria tenía amigos que se inspiraban el manga y el anime para crear sus propias historias, yo también dibujaba las mías y las compartíamos unos con otros en el recreo. Incluso un comic me consiguió mi primer trabajo. Fue cuando comencé a trabajar en diseño gráfico que lo dejé de lado, pues me faltaba tiempo y energía, sin embargo seguí practicando el dibujo y volviendo de vez en cuando a mis viejos personajes el el poco tiempo libre que tenía. Cuando supe del Reto Webtoon decidí participar porque extrañaba hacer lo que me gustaba, sin yo esperarlo, gané una de las categorías y me ofrecieron un contrato para continuar el proyecto.

¿Cuál ha sido la piedra en el zapato en todo este camino? ¿cuál es ese miedo que te acompaña? ¿has encontrado una forma de manejarlo?

Mis propias inseguridades sobre mi dibujo y mi forma de contar historias, siempre tengo miedo de no estar haciéndolo bien, especialmente rodeada de tantxs colegas con muchos talentos. La forma que he encontrado de seguir adelante es aprender lo más que pueda, estudiar con conciencia las obras que admiro, y tratar de mejorar con cada cosa que hago.

¿Cuáles son tus actuales metas, sueños o aspiraciones?

Aprender lo más que pueda de mi actual proyecto y terminarlo satisfactoriamente. Ser mucho mejor cuando comience el siguiente.

gato con lentes de lectura y corbata listo para trabajar
gato dando la espalda porque no le quisieron pagar lo que se merecía
gato tomando un descanso

¿Qué te hubiera gustado saber a vos antes de empezar? ¿O qué le dirías a la Tita del pasado?

Trabajo es trabajo, incluso… especialmente en las carreras creativas. Conoce bien tus derechos (Laborales y de propiedad intelectual). Cobra apropiadamente por el trabajo, si una persona no tiene para pagarte el trabajo, no es que lo estés haciendo muy caro, es que esa persona no tiene para pagarte el trabajo. Toma descansos de forma apropiada, cuida tu espalda, tus manos, y tu mente, que son tus herramientas de trabajo.

Te invitamos a que sigas el trabajo de Tita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *